José Luis Rodríguez Alconedo (1761-1815)

Nacido en Puebla el 20 de junio de 1761. Es un personaje muy relavante para la historia del arte y también del país. Como artista fue inigualable, ya que además de ser reconocido pintor, fue platero, orfebre, cincelador, grabador. Como hombre de su época fue un gran patriota que simpatizó y se unió a los ejércitos insurgentes durante el proceso de la Independencia.

Antes de terminar el siglo, recibe el título de profesor de grabado y Académico de Honor en la flamante y recién fundada Academia de Las Tres Nobles Artes de San Carlos de la cual fue profesor de grabado, convirtiéndose además en pionero en la utilización de la técnica del pastel en México.

Sus obras, de una impecable minuciosidad, le granjearon el respeto y admiración de sus coetáneos, consiguiendo grandes encargos oficiales, sin embargo, la época convulsa en la que le tocó vivir, su simpatía a los insurgentes así como sus desavenencias con el santo Oficio, hicieron que fuera preso en varias ocasiones incluso llevado a España para ser interrogado. Es en aquel momento, en 1811 donde pintará en Cádiz, los tres cuadros al pastel que se conservan en el Museo Universitario. Sin dudas, su obra más importante, su autorretrato.

La obra pictórica de Rodríguez Alconedo no es extensa y en su totalidad fue realizada al pastel, técnica que había sido introducida en Europa y fue él prácticamente el innovador en México. 

De este brillante pintor se conservan tres pinturas al pastel que pertenecen al acervo del Museo Universitario; Retrato de una señora con su hijo, un retrato de Doña Teresa Hernández Moro que realizo en Cádiz, de 1810 y  el famoso Autorretrato de 1811.